Abierto
24 horas
Cl. 5 # 36-08, Cali, Valle del Cauca
Santiago de Cali, Colombia

Privado: Noticias

Recomendaciones del Banco de Leche Humana del Hospital Universitario del Valle sobre Covid-19 y Lactancia Materna

Cali, 01 de agosto de 2020. La leche materna determina de forma importante la evolución de los recién nacidos muy prematuros, de muy bajo peso o lactantes enfermos hospitalizados, y cuando no hay suficiente leche materna de la propia madre, la mejor opción de alimentación es la leche materna de un Banco de Leche Humana. Numerosa evidencia científica sustenta los beneficios y la seguridad de la leche pasteurizada, lo cual ha hecho que desde finales del siglo XX se haya asistido a la aparición de más de 650 Bancos de Leche en todo el mundo y también en Colombia.

El Banco de Leche Humana del Hospital Universitario del Valle realiza la pasteurización de la leche materna donada, y ante la eventual presencia del virus COVID – 19 en la leche, el proceso de pasteurización elimina completamente el virus, de la misma forma que lo hace con el virus de inmunodeficiencia humana o VIH, el Citomegalovirus, la Hepatitis B, C, y otros virus y bacterias, convirtiéndose así en una alternativa eficaz y segura para eliminar el COVID-19.

Los Bancos de Leche tienen como objetivo asegurar la provisión de la leche humana, alimento esencial para el desarrollo de los niños, sobre todo en el caso de poblaciones infantiles vulnerables, donde la lactancia materna es poco realizable por diversas razones.

Mensajes claves y sencillos para las madres que deseen amamantar, pero tienen miedo de contagiar a su bebé con el COVID 19

Estos mensajes se basan en una evaluación científica e integral que hace un balance entre los riesgos de infección del lactante por el COVID-19, los riesgos de enfermedades graves y el fallecimiento, asociados todos a la ausencia de lactancia materna o el uso inadecuado de leches de fórmula para lactantes, y los efectos protectores del contacto piel a piel y la lactancia materna.

1. No se ha detectado el coronavirus activo en la leche materna de ninguna mujer lactante, con sospecha o confirmación de la COVID-19.

2. Una mujer lactante con la COVID-19 en su leche tiene anticuerpos contra el coronavirus, siendo un factor protector contra la infección en el recién nacido.

3.  La leche materna es la mejor fuente de nutrición para los bebés, incluidos los de madres con sospecha o infección confirmada de COVID-19.

4.  La leche materna contiene anticuerpos y factores bioactivos benéficos para combatir muchas infecciones y mantener a los bebés sanos y protegidos, incluyendo la infección por el COVID-19, si el bebé ha sido expuesto al virus.

5.  Después del parto, la lactancia materna y el contacto piel a piel reducen significativamente el riesgo de muerte en los neonatos, y lactantes.

6.  Los múltiples beneficios de la lactancia materna tanto para el bebé como para la madre, superan con creces los posibles riesgos de transmisión y enfermedad por COVID-19. Estos beneficios son inmediatos y para toda la vida.

7.  Los beneficios de la lactancia materna para la madre conllevan una reducción del riesgo de padecer cáncer de mama, ovario y diabetes tipo 2.

8.  Si una madre lacta a su bebé y se le diagnostica COVID-19, debe seguir lactándolo; Los bebés no amamantados, tienen 14 veces más riesgo de morir que los que sí son amamantados.

9.  En recién nacidos y lactantes, el riesgo de infección por COVID-19 es bajo, la infección suele ser leve o asintomática, mientras que las consecuencias de no amamantar y de la separación madre – hijo pueden ser significativas.

10. En todos los estratos socioeconómicos, alimentar a recién nacidos y lactantes con leches de formula genera riesgos, que aumentan cuando se ven comprometidas las condiciones económicas, o es difícil el acceso al agua potable.

11. Si en el bebé se confirma COVID-19, como con cualquier otra enfermedad debe seguirse alimentándolo con leche materna, porque a través de ella la madre le pasa sus defensas que refuerzan el sistema inmunológico del bebé.

12. El distanciamiento físico de 2 metros no aplica para la lactancia materna; Permita que las madres y los bebés permanezcan juntos y practiquen el contacto piel con piel y el alojamiento conjunto durante el día y la noche, especialmente inmediatamente después del nacimiento durante el establecimiento de la lactancia, ya sea que la madre o el niño hayan sospechado, probable o confirmado un COVID. -19; El objetivo con la lactancia es mejorar la supervivencia, la salud y el desarrollo de los recién nacidos y lactantes, tanto a corto como a lo largo plazo.

13. En una madre que lacta, se sospecha o se confirma la COVID-19, debe: usar tapabocas; evitar toser o estornudar sobre el bebé mientras se alimenta; lavar el pecho con agua y jabón durante 20 segundos antes de amamantar o extraerse la leche; lavar las manos con agua y jabón antes y después de tocar al bebé; limpiar y desinfectar regularmente con alcohol todas las superficies que ha tocado.

14. Si una madre lactante tiene la COVID-19, y está muy enferma, el Banco de Leche le brinda todo el soporte y la asesoría para la extracción manual de leche y la forma de alimentación del bebé con la leche extraída, la cual de preferencia debe ser usando una taza y/o cuchara limpia.; Si por alguna razón la extracción no es posible, el pediatra puede solicitar leche materna pasteurizada al Banco, mientras la madre se recupera.

15. Si en una madre que lacta, o su bebé han sospechado o confirmado COVID-19, el Banco de Leche brinda asesoría en lactancia materna y apoyo psicosocial.

16. Una madre que lacta a su bebé y tiene la COVID-19, pero por sentirse muy enferma deja de lactar, puede volver a amamantar cuando ella lo desee. No hay ningún periodo de espera establecido después de haber padecido la COVID-19.

17. En la madre los resultados de una prueba positiva para COVID-19 no afecta las decisiones sobre la alimentación del recién nacido ni del lactante. Sin embargo, la madre debe aplicar las medidas de higiene recomendadas durante el periodo de infección, esto es, durante los 14 días posteriores al inicio de los síntomas o, si duran más de 14 días, durante todo el tiempo en que persistan los síntomas.

18. Una madre que lacta a su bebé y tiene la COVID-19, NO necesita complementar con leche de fórmula, para no reducir la cantidad de leche que produce ni afectar el proceso de maduración gastrointestinal del bebé. La leche humana, más que un nutriente, es un medicamento para tejidos inmaduros como el colon del recién nacido, máxime si es prematuro.

19. Las IPS en Colombia no deben aceptar suministros gratuitos de leches de fórmula para lactantes destinados a madres con la COVID-19. Si se necesitan, deben adquirirse con base en una evaluación pormenorizada.

20. En Colombia no está aceptado el amamantamiento por una nodriza o mujer encargada de amamantar a un niño ajeno.

21. No hay motivos para evitar, ni interrumpir la lactancia materna en una comunidad donde el COVID -19 es frecuente, como en Cali y otras ciudades del departamento del Valle de Cauca o de Colombia. En todos los estratos socioeconómicos, la lactancia materna mejora la supervivencia de los recién nacidos y lactantes, proporcionándoles beneficios para la salud y el desarrollo cerebral que duran toda la vida. Además, mejora la salud de las madres.

JAIRO ALFONSO MADRIÑAN TASCON.
Médico Pediatra.
Banco de Leche Humana.
Hospital Universitario del Valle Cali, Colombia

Oficina de Comunicaciones